¿Cómo convertirse en un “empresario en serie”? Esteban Sosnik de AtakamaLabs nos da las claves

1

Yo vengo de una empresa familiar donde financiarse con dinero ajeno es el último recurso y pensar en vender la empresa nos produce dolor de estomago. Por eso, cuando conocí a Esteban Sosnik y me contó que ha creado dos empresas con dinero de inversores y las ha vendido en menos de 5 años desde su fundación, mi mente empezó a bullir con preguntas… ¿Cómo se hace eso? , ¿Por qué?, ¿Qué tienes que tener para que te den dinero?, ¿Cuánto te queda de la empresa?…

Esteban ya apuntaba a emprendedor de éxito desde el principio de su carrera. Después de graduarse con honores de la Universidad de Virginia con una licenciatura en Economía y Relaciones Exteriores, se unió a JP Morgan en el grupo de fusiones y adquisiciones de América Latina con sede en Nueva York. Más adelante, Esteban fue director general de Inversiones en Penguin, un fondo de Venture Capital para start-ups en América Latina, donde ayudó a lanzar más de una veintena de nuevas empresas en la región, muchas de los cuales aún hoy operan con éxito.

En 2.002 junto a Tiburcio de la Cárcova y Wenceslao Casares  (el fundador de Patagon) lanzo “Wanako”, una empresa dedicada a la producción de juegos para PC y consolas, que vendieron 5 años más tarde a la mayor empresa de video juegos del mundo, Vivendi.

Después de vender Wanako, Esteban paso a desempeñar la función de vicepresidente de Desarrollo de Negocios de Sierra Online, división de Vivendi Games. Pero su espíritu emprendedor lo llevo a lanzarse en el 2.010 a una nueva aventura, AtakamaLabs.

AtakamaLabs es una empresa de juegos online que se caracteriza por la innovación de sus productos que van adaptando dependiendo de cómo los usuarios funcionan con ellos. Solo dos años más tarde, Esteban vendió Atakama Labs a la multinacional japonesa DeNa aunque hoy en día sigue al mando de la empresa.

Esteban es un argentino alegre, divertido e inteligente que le gusta llenar la casa de amigos y aprender de todo el mundo a su alrededor. Yo he aprovechado nuestra amistad (es el padre del mejor amigo de mi hijo) para bombardearlo con preguntas y aprender de su extensa experiencia como emprendedor.

Pero he pensado, que tanta sabiduría tiene que ser compartida con el mundo y esta es la razón de esta interesante entrevista donde Esteban nos da las claves para ser un emprendedor de éxito. ¡Disfrútala!

Written by Carmen Lence, Executive Coach at NextGen Consulting & Coaching LLC. Contact Carmen  at carmen@nextgenfamilybusiness.com

Te lo Creas o No, Hay Vida Más Allá de la Empresa Familiar

Christin McClave, 3G de Industrias Cardone

Christin Cardone McClave es propietaria de tercera generación de Cardone Industries; la compañía privada de re-fabricación de autopartes más grande del mundo, y empresaria. En esta entrevista, comparte la razón por la que decidió no trabajar en la empresa familiar, cómo lidió con el hecho de que su marido trabajara para su padre durante 19 años,y cómo se sintió cuando casi venden la compañía.

Comenzó a trabajar para la empresa de su familia a los 12 años. ¿Cómo influyó ese hecho en su vida?

Me inculcó una fuerte ética laboral. Pude trabajar en diferentes sectores de la empresa y gané experiencia en ventas, mercadeo, servicio al cliente, finanzas, control de calidad y fabricación. Me especialicé en negocios en la Universidad y después de la Universidad decidí que en verdad quería trabajar fuera de la empresa familiar. Cuando tenía 20 años conseguí una pasantía en Johnson & Johnson. Después de la pasantía, me ofrecieron trabajar para Johnson & Johnson.

Usted pasó casi toda su carrera trabajando en Johnson & Johnson y los últimos años manejando su propia compañía, Unifi Coaching. Siento curiosidad acerca de por qué usted decidió no trabajar para su empresa familiar.

Simplemente sabía que no quería estar preso en la empresa de mi familia. Sentí una necesidad interna de salir y ver si podría lograrlo en el “mundo real”. He logrado mucha seguridad trabajando en Johnson & Johnson y comenzando mi propia empresa de coaching. Lo otro que aprendí fue que si alguna vez regreso a la empresa familiar sería una decisión muy bien pensada. Creo que es importante que las personas que están en su propia empresa familiar lo escojan por ellas mismas. Yo sentía muy adentro de mí que necesitaba ir a trabajar a algún otro sitio y probarme a mí misma que podría lograrlo en una compañía que integrara la lista Fortune 500. Sabía que siempre podría regresara la empresa familiar y ser respetada. Ahora cuento con la experiencia y la capacidad de trabajar fuera de la empresa familiar. Realmente he disfrutado de las consultorías y de estar en el Comité del Consejo Directivo.

¿Usted cree que agrega más valor a su empresa familiar teniendo experiencia externa?

Sí, sin lugar a dudas. Considero que sumo más valor. Puedo ver las cosas desde una perspectiva diferente que cuando trabajas en una empresa familiar por tanto tiempo, lo que a menudo sucede en una empresa familiar.  Tienen muchos empleados de toda la vida, empleados muy leales y maravillosos que no necesariamente tienen mucha experiencia externa. Aunque se trata de personas muy capaces, simplemente aportar un punto de vista diferentees algo que pongo sobre la mesa cada vez que trabajo en un proyecto o en el consejo directivo.

Su marido ha estado trabajando para la empresa familiar durante 19 años. Cuénteme un poco acerca de esto.

Ese es otro de los motivos por los que decidí no entrar en la empresa familiar. Con mi marido trabajando allí, pensamos que era demasiado para ambos estar allí. Nos conocimos después de que ya hubiera estado trabajando en Cardone durante algunos años. Él tenía una trayectoria comprobada y cuando nos casamos realmente aportó un buen equilibrio a nuestra familia desde el punto de vista técnico. Nuestra familia tiende a gravitar entre ventas y mercadeo, mientras que mi marido tiene título en Ingeniería y un MBA en Finanzas. Tiene un excelente temperamento, es creativo y un gran apoyo, lo que es un muy buen componente para una empresa familiar.

¿Entonces, en general, ha sido una experiencia positiva?

Sí, creo que lo ha sido pero él dejó la compañíaa fines de enero. Sintió que era tiempo de hacer algo más. Hay muchos desafíos y creo que ha llegado a una instancia en que le gustaría trabajar donde no tuviera que lidiar con todos los problemas extra.

Quiere ingresar a una industria completamente diferente. Quiera hacer algo en la industria de los deportes, lo que es muy diferente de lo que ha estado haciendo los últimos 19 años. Su coach  lo ayudó a desarrollar sus valores y a comprender cuáles son sus pasiones. Eso realmente lo ayudó a ver que es tiempo de avanzar y hacer algo que realmente lo apasione. Él deja una marca muy positiva y es definitivamente uno de los máximos líderes de la compañía. Será triste para la empresa perderlo, pero creo que todos lo entienden, incluyendo mi familia.

¿Considera que ha debido escoger entre apoyar a su marido y apoyar a su padre o a su hermano? ¿Puede darles algún consejo a otras mujeres en su situación?

Hacemos un ejercicio; también hago mucho de esto en mi coaching, cambiar sombreros, que es “usar” un sombrero diferente, luego tu sombrero normal. Cuando tenemos una conversación con mi marido a veces nos ponemos el sombrero de la empresa familiar. A veces son los sombreros de la mamá y la esposa; a veces, es el sombrero de mi padre. Tratamos de ver las cosas desde diferentes perspectivas. Diría que sabes realmente que veo tu perspectiva, pero si me coloco el sombrero de mi papá puedo ver que esta es una situación muy frustrante para él. Tratamos de hablar en esos términos porque así la emoción queda fuera del tema. Podemos observarlo desde diferentes perspectivas y nos ayuda a dar un paso atrás y no dejar que nos afecte emocionalmente.

Su familia ha atravesado recientemente el proceso de una posible venta de la empresa que finalmente no sucedió. ¿Por qué la familia tomó la decisión de vender?

Toda empresa familiar en algún momento debe lidiar con esta cuestión. Nuestra empresa tiene más de 5500 empleados en diferentes países. Es un modelo de negocios muy complejo. Con los desafíos con los que nos enfrentábamos con los costos locales de la mano de obra, problemas de fabricación, inversiones, decidimos que necesitábamos inversión externa para ayudarnos a crecer. Además, mi padre está a comienzos de sus 60s. Comenzó la empresa cuando tenía 21 con mi abuelo.

Mi padre es bastante inflexible cuando dice que no trabajará para una empresa pública. Es muy vehemente acerca de mantener a la empresa privada y tener propiedad mayoritaria. Parecía como si la mejor opción fuera venderla a una compañía que realmente pudiera hacer crecer el negocio. Sin embargo, estos últimos años han sido duros para muchos negocios diferentes y también para nosotros. Atravesamos todo el proceso de venta y al final no funcionó. Nos estamos reagrupando, tratando de averiguar cuáles son los siguientes pasos, pero por ahora volvimos al modo empresa familiar.

¿Qué consejo puede darles a otras familias que atraviesan el proceso de vender la empresa familiar?

Creo que es muy importante para cada familia observarse a sí misma. Todo depende de cuántas unidades familiares estén involucradas. Nosotros tenemos cuatro unidades familiares: mis padres, luego mis 2 hermanos y yo, y todos estamos casados. Creo que es un proceso verdaderamente emocional. Como mi padre es el accionista mayoritario, él toma la decisión final. Y, claro, porque es su bebé.

Fue un torbellino sumamente emocional para él atravesar todo el proceso. También fue emocional para mí. Pensaba, ¿debería haber trabajado en la empresa familiar? ¿Debería haber ayudado más? ¿Podríamos haber hecho todo de manera diferente? ¿Cómo podría haber apoyado más a mi padre?  ¿Deberíamos mantener juntos el negocio familiar?Observamos a estas otras compañías de4ta, 5ta y hasta 6tageneración que han logrado salir adelante.Es impresionante la manera en que han podido extender su empresa familiar hasta ese nivel.

Es una oportunidad maravillosa, pero al mismo tiempo también mucho estrés. Es como una espada de doble filo. Tener una empresa familiar tiene beneficios excepcionales. Hay experiencias de trabajo maravillosas. El otro lado es que se sentía como que llevaba un peso enorme sobre los hombros. A medida que tu empresa crece hay muchos aspectos para considerar. Tienes más de 5000 empleados que dependen de ti, deudas de la empresa, cuestiones de planificación patrimonial. Tener un coach me ha ayudado mucho a hablar y a poder trabajar en ello, a mirar mi vida y poder adueñarme de ella. Hay vida más allá de la empresa familiar, incluso si la vendemos.

Escrito por Carmen Lence, Coach y Consultor de NextGen LLC, www.nextgenfamilybusiness.com

Si te gusta nuestra página de Facebook, por favor haz clic en gusta www.facebook.com/NextGenConsultingnCoaching

Como Superar El “Síndrome de la Princesa Triste”

2

La princesa está triste… ¿Qué tendrá la princesa? Dice que el Rey no la incluye en la toma de decisiones, no le da verdadera responsabilidad y no la forma para gobernar el reino en el futuro. Dice que el príncipe consorte se enfada con ella sin razón. Dice que sus obligaciones familiares limitan su libertad dejándola sin tiempo para seguir formándose, buscar maneras de desarrollar sus habilidades o oportunidades donde poder ejercer sus dotes de liderazgo. Dice que recaen sobre ella todos los problemas.

Pobre princesa. ¡Que mundo tan injusto! Todo sería diferente si su padre hiciera lo que ella quiere, si su marido hiciera lo que ella quiere, si el resto del mundo hiciera lo que ella quiere. A poder ser, sin tener ni siquiera que pedirlo.  ¡Si no hubiera dificultades y las cosas fueran justo de la manera que ella quiere! Entonces sí. Entonces el mundo conocería la Princesa brillante que realmente es. La Heroína que va ha llevar al Reino a niveles de riqueza y bienestar que ni siquiera su padre pudo soñar… Pero como los demás no le dejan. ¿Qué puede hacer la princesa?

Esconder su frustración y falta de seguridad en si misma detrás de la mascara de la arrogancia. Disfrazar su falta de valor de víctima de las circunstancias y de los demás. Utilizar el cinismo y el sarcasmo. Buscar aprobación. No decir que no, o decir que no a todo.

Cualquier cosa menos mirarse al espejo y enfrentarse a la verdadera responsable de todas sus desgracias y a la única que puede salvarle de ellas. Sí, Princesa, tú misma. Eres tú peor enemigo, pudiendo ser tú mejor aliada.  Nadie va a luchar tus batallas por ti. Nadie te va a solucionar los problemas. “El que algo quiere, algo le cuesta”, dice el refrán.

Tú quieres triunfar, pero ¿Sabes qué es triunfar? ¿Alcanzar la meta o superar las dificultades en el camino? ¿Puede haber triunfo sin dificultad? No, por propia definición, el triunfo implica dificultad, si no , no sería triunfo. Sería como el pan que cae del cielo, ¡un milagro!

Pretender triunfar sin dificultades o esperando que otros las eliminen por ti, no solo es irrealista, pero irresponsable. El triunfador no nace, se hace. Se hace a base de ocuparse en vez de preocuparse y disculparse. Se hace a base de hacer, de equivocarse, aprender y mejorar. Una y otra vez.

Se hace a base de valor para tomar decisiones difíciles, decisión para llevarlas  a cabo, flexibilidad para adaptarse a nuevas circunstancias, humildad para aprender de los errores y aprender de los demás.

Y así tiene que ser, el triunfo no es un fin, es un proceso. No  tiene sentido triunfar sin ‘pagar el precio’. Primero, no lo sentirías como triunfo. Segundo, sin la preparación, experiencia y seguridad en uno mismo que proporciona el proceso de triunfar tu tiempo en la cima esta limitado a la llegada de la primera tormenta.

¿Qué puede hacer la Princesa para triunfar? Tomar responsabilidad de su situación, cualquiera que sea. Ella tiene el poder de cambiarla cambiando ella, no esperando que cambien los demás.

Princesa, ¿Qué es lo que quieres?, ¿Qué tienes que hacer para conseguirlo?, ¿Qué necesitas?, ¿Cuáles son tus fortalezas?, ¿Dónde tienes que mejorar?, ¿Quién te puede ayudar?. Princesa, se valiente, cree en ti y a pesar del miedo da un paso, y después otro, y otro, y otro… Tú puedes. Yo creo en ti. ¡Adelante!.

Escrito por Carmen Lence, Coach y Consultora de NextGen LLC

www.nextgenfamilybusiness.com

Nota del autor:

Reconocer que uno tiene un problema, es el primer paso para solucionarlo. Responsabilizarse de ello, aceptando que no somos víctimas de las circunstancias, ni de los demás, si no solo de nuestras actitudes y creencias, es el segundo paso. Tomar conciencia de que somos nosotros los que tenemos que hacer algo para cambiar nuestra situación es el tercer paso. Después decide que es lo que quieres hacer, crea un plan para conseguirlo y échate ha andar. Un paso tras otro. Va ha haber traspiés, dificultades, miedo y te vas a ver tentado a dar marcha atrás una y otra vez, pero eso es parte del proceso. No hay triunfo sin fracaso.

Trabajar con un coach te proporciona claridad sobre que es aquello que quieres conseguir, te ayuda a crear un plan para conseguirlo y te mantiene motivado y centrado en lo que quieres hasta que lo consigas. Coaching, es el impulso y apoyo que necesitas para hacer que las cosas pasen.

Invierte en ti y en tus objetivos este año y regálate la mejor de las oportunidades para conseguir lo que quieres contratando un coach. Contáctame para reservar una sesión gratuita de 30 minutos en el email:  carmen@nextgenfamilybusiness.com

¡Feliz navidad, y que el Año Nuevo venga cargado de éxitos para ti!

¿Cómo mantener la empresa en la familia durante más de 5 siglos? Borja Raventós de Codorníu nos da las claves.

Borja Raventós es miembro de la 17th generación del Grupo Codorníu, la empresa más antigua de España, y miembro de su Consejo de Administración. Borja ha desarrollado su carrera profesional fuera de la empresa familiar aunque siempre trabajando en productos de gran consumo. Desde su perspectiva única nos explica las claves para mantener la empresa en la familia y para desarrollarte profesionalmente como miembro de la Siguiente Generación.

Codorníu es la empresa familiar más antigua de España, con 5 siglos de historia. Cual son en tu opinión las claves para mantener la empresa en la familia durante tanto tiempo.

  • Un amor muy grande por el producto que estas elaborando y por la tierra. 
  • Unos  valores sólidos en la familia y en la empresa entre los que destacaría la lealtad, honestidad entre los familiares y la responsabilidad social.
  • La innovación, siempre estar a la vanguardia de lo que va a venir en el futuro.
  • La adaptación a los cambios del mercado, la profesionalidad en la gestión.
  • El establecimiento de normativas claras entre los accionistas. Por ejemplo la sindicación de acciones, la entrada de ejecutivos familiares y el conflicto de intereses.
  • La rentabilidad y el crecimiento, construyendo Marcas, desde una perspectiva del medio y largo plazo
  • Internacionalización.

– El limite  de edad para estar en la Presidencia de Codorníu esta en los 70 años de edad. ¿ Ha contribuido este limite a la entrada de talento nuevo?.

El límite es de 65 años para puestos ejecutivos y 70 para la Presidencia. Esto posibilita que se renueven los cargos, esto es fundamental para el éxito de la empresa. Facilita una sucesión clara y permite la renovación generacional.

También los cargos ejecutivos están limitados a solo cuatro miembros de la familia. Estos candidatos no los elije la familia, si no que hay un órgano externo compuesto por dos buscadores de talento, un conocido profesor de una escuela de negocios  y el director general, que valoran a los candidatos. Una vez escogido el candidato, de hace un informe que va al Consejo de Administración, y ellos deciden que candidato aceptan.

Codorníu ha pasado de un Director General ajeno a la familia a nombrar un Director General miembro de la familia que ha aumentado las ventas y beneficios de la empresa en los últimos años. ¿Es un mito que la “profesionalización” de la empresa signifique llenarla de ejecutivos ajenos a la familia?.

Si es un mito, hay que fijarse más en el valor y perfil de cada uno de los candidatos, sean familiares o no familiares. No se puede generalizar. Puede pasar,  que en una empresa familiar haya buenos candidatos de la familia y el contratarlos no genere conflictos, pero en otros casos puede que sí. Hay que valorar las decisiones a tomar dependiendo del contexto de cada familia y de cada empresa familiar.

– En tu opinión que aportan a mayores los ejecutivos que tiene vínculos familiares.

De nuevo, no se puede generalizar, pero los ejecutivos familiares ayudan a la cohesión entre la propiedad y el negocio, conocen las dos realidades y pueden dar mas credibilidad… pero no siempre es así. Dependerá de cada caso.

– Tu carrera profesional ha transcurrido trabajando principalmente en empresas ajenas a la familia, en la industria de productos de gran consumo como la multinacional Sara Lee y más tarde Ferrero también empresa Familiar. ¿Cuáles  son las principales diferencias entre trabajar para una empresa familiar un una no familiar?

En las empresas familiares hay un vínculo emocional que hace que se mire mas a un largo plazo, no solo a la valoración y los rendimientos de la compañía. En cambio, en la empresa no familiar lo que prima fundamentalmente son los resultados económicos a corto plazo.

– Dentro del Grupo Codorníu, has trabajado en vuestra bodega en Napa “Artesa”, y actualmente eres miembro del consejo de dirección de Codorníu. ¿Para ti que es lo mejor de trabajar en la empresa familiar? ¿Y lo peor?

En “Artesa” trabaje durante 6 meses mientras estaba haciendo el MBA en IE.  Esta experiencia me ayudó a conocer de cerca uno de nuestros mercados más importantes, el de EE.UU.

Posteriormente he estado trabajando durante más de 11 años en multinacionales de Gran Consumo.  Me ha ayudado a ser un buen profesional, a ganar seguridad personal y conocer nuevas formas de gestionar las grandes compañías.

Desde hace 5 años fui elegido entre varios candidatos a formar parte del Consejo de Administración del Grupo.

Lo mejor es el vinculo emocional  y el conocimiento del mercado del vino, esto te da mucha fuerza para apostar por la empresa. Otro punto sería la  satisfacción de aplicar o proponer muchos de los conocimientos que has aprendido fuera en tu propia empresa familiar, esto es muy gratificante y motivador.

Lo peor, es que estamos emocionalmente demasiado involucrados y eso hace que no siempre seas objetivo. Hay que hacer un esfuerzo por tratar de separar lo que es familia con lo que es empresa.

– Actualmente estas trabajando como consultor y coach de empresa familiar.¿ Cuál es tu principal motivación para trabajar con empresas familiares?

Lo que más me motiva es acompañar a las familias y  sus miembros para que se conozcan mas a sí mismas y pueden tomar las riendas de lo que realmente quieren hacer, desde sus valores y lo que les motiva. Ayudarles a consensuar una visión común que les motive a trabajar juntos por un mismo objetivo. Posibilitar que se comunique mejor y entiendan la posición del otro. Reconocer el “rol” que tiene cada uno en la familia y como propietario.

Acompañar a las nuevas generaciones a ser líderes en la empresa y en la familia, ganando en seguridad personal, trabajando positivamente en la complejidad empresarial y familiar, desde su propio estilo personal.

– ¿Qué le aconsejas a aquellos miembros de la siguiente generación que deciden tener su carrera profesional fuera de la empresa familiar?

Que reflexionen sobre lo que quiere en la vida y tomen una decisión consciente, que sea su propia decisión. Es igualmente positivo trabajar en la empresa familiar o fuera, dependerá de cada caso.

Lo que sí es importante es saber que en todas las empresas familiares hay dificultades y cuanto antes se trabajen estas dificultades, mejor.

De todas maneras, no se puede generalizar, pero en mi opinión es importante tener experiencia de trabajo fuera de la empresa familiar, independientemente de que quieran volver a la empresa familiar en el futuro. o no. Yo aconsejaría trabajar fuera por lo menos cinco años, si puede ser en una ciudad diferente a donde viven y si puede ser en un país diferente. Esto que les va a dar mucha más seguridad en sí mismos y tanto ellos como la empresa familiar saldrán beneficiados.

Borja habla desde su experiencia trabajando en empresas fuera del ámbito familiar y su experiencia como miembro del Consejo de Codorníu, pero como él bien dice, no se puede generalizar.

Borja Raventós Miembro del Consejo de Administración de Codorníu

En tu opinión, ¿ Crees que es mejor trabajar fuera de la empresa familiar? , ¿Crees que puede contribuir a mantener la empresa en la familia durante más de 5 siglos?